Puerto de Xania

Para los que os escandalizáis de que en un mes aquí haya ido un solo día de turisteo, aquí os dejo fotos de ese día.

p4260001.jpg p4260002.jpg
p4260003.jpg p4260004.jpg

Anuncios

Patates

Una señal inequívoca de que romanos y griegos siguen siendo adalides de la civilización es su trato a las patatas. En ambos países se pueden encontrar patatas al horno deliciosas como acompañamiento en cualquier restaurante o, por ejemplo, en el comedor universitario (mínimo tres veces por semana).

patates.jpg

En cambio, en España, los amantes de las patatas al horno tenemos que pedir costosos e inútiles asados de cordero o ternasco con la esperanza de que las patatas estén a la altura, para no pocas veces recibir unas patatas fritas o hervidas que añaden agravio a la muerte del acompañante animal, y a menudo en raciones raquíticas.

Exclusivo club de los gourmets de la patata.

Abelmoschus esculentus

Bello nombre, ¿eh? Gran pie de foto en la Wikipedia: “Okra is an important vegetable around the world”. Informativo sin duda. ¿Y sobre qué desvaría éste ahora, os preguntáis? Pues es el vegetal que no pude terminar de comer (aunque luego he detectado que la culpa la tiene una especia aún por identificar que tristemente le echan a más cosas).

La plebe lo conoce en inglés como Okra, en español como Gombo y en griego ni idea.

Okra/Gombo

Dos semanas…

…han pasado de mi llegada ¿Se me nota algún cambio?

yo2sem.jpg

Sagapermercado neo

Hoy he vuelto al súper y nuevamente he constatado el excesivo ratio de Sagapoes en las letras. Es un poco decepcionante después de que me habían dicho que la palabra más frecuente en griego es Malaka.

Cuando voy mirando los productos se me cortocircuitan algunas neuronas, supongo que al intentar reconciliar el factor megacool de Matrix con todo tipo de artículos para el hogar.

matrix_neo.jpg p4270006.jpg

El rey de la residencia

No soy yo, obviamente. Me refiero a este ser que acecha en las sombras…

minos.jpg

Su nombre, como rey y minino, es obviamente Minos. Al menos para mí. Suele estar por ahí cada noche, cuando vuelvo del trabajo. En esta foto lo vemos con un súbdito:

p42200081.jpg

 

Bichillos con encanto

En esta lección repasaremos un poco de historia local, sobre la que me he estado documentando. Concretamente hablaremos del periodo cretácico, que da nombre a esta isla, también conocido como cretáceo o, en círculos íntimos, crustáceo. Es bien sabido que hacia el final del periodo cretáceo se produjo una extinción masiva del 95% de los dinosaurios. Sólo unos pocos sobrevivieron, entre los que cabe destacar Charmander:

Charmander

Charmander se caracteriza por su personalidad fuerte y ardiente, así como por su charm (encanto para los no angloparlantes). Se atribuye a este conjunto de características su habilidad para salir del mal paso antes citado. Sus descendientes actuales han heredado grandes dotes (de maniobra, no pecuniarias por desgracia) muy útiles en la hostil sociedad de nuestros días.

Charmander pokevoluciona en Charmeleón, que como su nombre indica posee extraordinarias cualidades tanto de adaptación como de polivalencia. Esto generalmente se traduce en que siempre tienen una respuesta para todo.

Del cretáceo poco más se sabe, aparte de lo expuesto. Tan sólo que la actual Creta es la parte que sobresale del meteorito que causó la gran extinción, por lo cual hereda su nombre.

(Nota: Los cetáceos, contrariamente a lo que pudiera creerse, no comparten ninguna cepa genética con los cretáceos).

Επέτειος, Epeteios (Aniversario)

Cuando la canción del supermercado empezó a sonar en el comedor de la universidad la mosca se me puso detrás de la oreja. Tras algunas indagaciones el pavo es Mixalis Xatzigiannis. Como veis es tocayo del autor de S.A.G.A.P.O., Mixalis Rakintzis, confirmando la incontestable teoría de que un buen nombre hace un buen artista (otro claro ejemplo: Tamara).

Parece que se trata de un adonis adorado por las jovencitas griegas que acaba de sacar disco. Sé que os morís de curiosidad por escuchar esta canción, pero antes aquí tenéis la letra en griego (que no se entiende nada pero es bonito) y en inglés automáticamente traducido, con un interesante efecto cognitivo.

A tenor de la traducción, la letra parece tocar el novedoso tema de un aniversario doloroso de un amor pasado (o no, mi imaginación vuela porque en el fondo soy un romántico). Este tipo de cantantes necesariamente deben vivir al borde del colapso emocional, al ritmo que les pasan historias de esas que te marcan para toda la vida. Media docena por disco, así asá.

Me quedo con la primera frase; qué potencia. Pronto las máquinas nos desbancarán del último bastión humano, la creatividad: “I cannot the anniversary the world around the drinks.”

(Si bien esta otra tiene un toque Charles Dexter Ward que… “the hands around from the neck.“)

Estimado Sr. Roca:

Iba a hacer un documento gráfico sobre el tema del papel de baño en este país pero en el fondo esto es como las pelis de monstruos, mejor dejarlo a la imaginación. Resulta que el sistema de tuberías tiene alguna cosa particular como el patio de mi casa que impide que se pueda tirar el papel a la taza. A cambio, hay siempre una cestita en la que uno puede depositar el resultado de sus deposiciones. Esta costumbre tan novedosa para un visitante puede dar lugar a interesantes dilemas.

De camas y clásicos

¿Sabéis lo que es una cama dura, lo que se dice dura? Las de la residencia diríanse marmóreas en comparación. Me va bien para mi propósito de acabar durmiendo en un futón.

Lo cual es una excelente oportunidad para citar este clásico:

MENDO.– (Declamando tristemente.) ¡Magdalena!

Hoy no vengo a tu lado

cual otras noches, loco, apasionado…

porque hoy traigo una pena

que a mi pecho destroza, Magdalena.

MAGDALENA.– ¿Tú triste? ¿Tú apenado? ¿Tú sufriendo?

¿Pero qué estoy oyendo?

Relátame tus cuitas, ¡oh, don Mendo! (Ofreciéndole una dura banqueta, bastante incómoda.)

Acomódate aquí.

MENDO.– Preferiría

aquél, de cuero, blando catrecillo,

pues del arzón, sin duda, vida mía,

tengo no sé si un grano o un barrillo.

MENDO.– (Declamando tristemente.)
¡Magdalena!
Hoy no vengo a tu lado
cual otras noches, loco, apasionado…
porque hoy traigo una pena
que a mi pecho destroza, Magdalena.
MAGDALENA.– ¿Tú triste? ¿Tú apenado? ¿Tú sufriendo?
¿Pero qué estoy oyendo?
Relátame tus cuitas, ¡oh, don Mendo! (Ofreciéndole una dura banqueta, bastante incómoda.)
Acomódate aquí.
MENDO.– Preferiría
aquél, de cuero, blando catrecillo,
pues del arzón, sin duda, vida mía,
tengo no sé si un grano o un barrillo.

(La venganza de don Mendo. Pedro Muñoz Seca.)

Advertencia sin costes a su cargo (ya que estamos citosos): Un colchón blando puede ser perjudicial para su espalda.

« Older entries Newer entries »