Me pareció oír una linda cigarra

Yo no sé si Samaniego pasó por Creta alguna vez, pero no me sorprendería que así fuera. Como autor de la fábula de la hormiga y la cigarra, sus razones tendría para utilizar a la segunda como ejemplo de criatura ociosa y, sobre todo, escandalosa. Pulsad, pulsad en el previo enlace. No son córvidos, no son chiquillos bromistas en manifestación. Son cigarras, cantando desde el primer punto del alba (sobre las 5am) hasta el último rayo de la tarde. Infestan árboles y arbustos de toda Creta, y hasta que el cerebro no crea un filtro específico, son la alegría del recién llegado.

Aquí tenéis una foto tomada por Saúl de tan extrovertido insecto:

Cigarra

Anuncios

Migato

Mi gato: olmo.jpg

Mi gato, me lo robaron. Ah, no. (Encore une fois.)

www.migato.com: amigos de los gatos.

No sin mi gato. Di que sí, niña.

Migato: todos ganan (¿toman todos?)

Migato, selecta cadena griega de complementos: p5170001.jpg

Aritmética capilar

Un mes de mi llegada se cumple hoy. Y para celebrarlo…

pelosbefore.jpgpelosminus.jpg = pelosafter.jpg

Dedicado a quien ya sabe.

Dos semanas…

…han pasado de mi llegada ¿Se me nota algún cambio?

yo2sem.jpg

Sagapermercado neo

Hoy he vuelto al súper y nuevamente he constatado el excesivo ratio de Sagapoes en las letras. Es un poco decepcionante después de que me habían dicho que la palabra más frecuente en griego es Malaka.

Cuando voy mirando los productos se me cortocircuitan algunas neuronas, supongo que al intentar reconciliar el factor megacool de Matrix con todo tipo de artículos para el hogar.

matrix_neo.jpg p4270006.jpg

El rey de la residencia

No soy yo, obviamente. Me refiero a este ser que acecha en las sombras…

minos.jpg

Su nombre, como rey y minino, es obviamente Minos. Al menos para mí. Suele estar por ahí cada noche, cuando vuelvo del trabajo. En esta foto lo vemos con un súbdito:

p42200081.jpg

 

Bichillos con encanto

En esta lección repasaremos un poco de historia local, sobre la que me he estado documentando. Concretamente hablaremos del periodo cretácico, que da nombre a esta isla, también conocido como cretáceo o, en círculos íntimos, crustáceo. Es bien sabido que hacia el final del periodo cretáceo se produjo una extinción masiva del 95% de los dinosaurios. Sólo unos pocos sobrevivieron, entre los que cabe destacar Charmander:

Charmander

Charmander se caracteriza por su personalidad fuerte y ardiente, así como por su charm (encanto para los no angloparlantes). Se atribuye a este conjunto de características su habilidad para salir del mal paso antes citado. Sus descendientes actuales han heredado grandes dotes (de maniobra, no pecuniarias por desgracia) muy útiles en la hostil sociedad de nuestros días.

Charmander pokevoluciona en Charmeleón, que como su nombre indica posee extraordinarias cualidades tanto de adaptación como de polivalencia. Esto generalmente se traduce en que siempre tienen una respuesta para todo.

Del cretáceo poco más se sabe, aparte de lo expuesto. Tan sólo que la actual Creta es la parte que sobresale del meteorito que causó la gran extinción, por lo cual hereda su nombre.

(Nota: Los cetáceos, contrariamente a lo que pudiera creerse, no comparten ninguna cepa genética con los cretáceos).

De camas y clásicos

¿Sabéis lo que es una cama dura, lo que se dice dura? Las de la residencia diríanse marmóreas en comparación. Me va bien para mi propósito de acabar durmiendo en un futón.

Lo cual es una excelente oportunidad para citar este clásico:

MENDO.– (Declamando tristemente.) ¡Magdalena!

Hoy no vengo a tu lado

cual otras noches, loco, apasionado…

porque hoy traigo una pena

que a mi pecho destroza, Magdalena.

MAGDALENA.– ¿Tú triste? ¿Tú apenado? ¿Tú sufriendo?

¿Pero qué estoy oyendo?

Relátame tus cuitas, ¡oh, don Mendo! (Ofreciéndole una dura banqueta, bastante incómoda.)

Acomódate aquí.

MENDO.– Preferiría

aquél, de cuero, blando catrecillo,

pues del arzón, sin duda, vida mía,

tengo no sé si un grano o un barrillo.

MENDO.– (Declamando tristemente.)
¡Magdalena!
Hoy no vengo a tu lado
cual otras noches, loco, apasionado…
porque hoy traigo una pena
que a mi pecho destroza, Magdalena.
MAGDALENA.– ¿Tú triste? ¿Tú apenado? ¿Tú sufriendo?
¿Pero qué estoy oyendo?
Relátame tus cuitas, ¡oh, don Mendo! (Ofreciéndole una dura banqueta, bastante incómoda.)
Acomódate aquí.
MENDO.– Preferiría
aquél, de cuero, blando catrecillo,
pues del arzón, sin duda, vida mía,
tengo no sé si un grano o un barrillo.

(La venganza de don Mendo. Pedro Muñoz Seca.)

Advertencia sin costes a su cargo (ya que estamos citosos): Un colchón blando puede ser perjudicial para su espalda.

Mi primer artículo, chispas

Y no tengo nada más que añadir.